LAS MALAS ELEGIDAS

 

No tengo idea cuánto fue el presupuesto ni cuánto realmente se gastó en la realización de la cinta mexicana Las Elegidas, sin embargo es claro que en el filme no se nota, y eso, créanme, es lo de menos.

 

En principio de cuentas comenzaré mi apreciación por cada una de sus partes, en esta ocasión comenzaré por el argumento. Las Elegidas plantea una revoltura de historia de amor con una supuesta realidad tijuanense. El joven hijo de padrote que enamora mujeres para meterlas a trabajar a la fuerza como trabajadoras sexuales, es decir, trata de personas. Desde ahí ya comenzamos mal. (Cuando realmente se quiere hablar de un tema tan delicado con éste hay que saber cómo abordarlo. La forma estaba en todo momento pero no el fondo, no hay forma de justificar lo que no se tiene pensado justificar como obra de arte). En esta travesía del joven, por regresar con su amor, tiene como única opción la de conseguir otra mujer más a cambio de la que él quiere, que curiosamente, para estética normada, eligen a una mujer morena de rasgos más mexicanos contra la “protagonista” del filme que es blanca con menos rasgos mexicanos. Durante toda la película cada uno de los personajes mujeres son doblegados antes la voluntad de los hombres o bien de la cultura. La ama de casa abnegada, la esposa con hijos que responde únicamente cuando se le pregunta, las mujeres solas, las mujeres sumergidas en una opresión sociocultural. Las mujeres en silencio. (Afortunadamente no fue necesario tener que mostrar escenas de los actos sexuales, porque menos así se pudo haber justificado el uso de estas imágenes). Dentro de esta misma historia quienes accionan la red de trata curiosamente utilizan coches con placas norteamericanas, como si lo único que existiera en Tijuana y en las redes de tratas sólo fueran personas con la posibilidad de migración o binacional. Asimismo ponen a hombres que vienen de EEUU a pagar por estas mujeres, cuando sabemos que la realidad es que el mismo mexicano, tijuanense, busca la manera de acceder a estos no servicios por parte de las mujeres. Todos los hombres clientes en la película son de rasgos mexicanos pero se deja claro que es “mercado para americanos”.

Es una historia forzada que no tiene ni pies ni cabeza, que no intenta revelar algo más de lo que ya sabemos y conocemos. No hay una propuesta que dé validez al trabajo de muchísima gente que participó. Me atrevo a decir que plantea la situación de trata de personas de una manera rosa.

 

En cuanto a las actuaciones, la mejor interpretación que puede haber en el filme es la Cerveza Tijuana, aparece tantas veces sea posible, como queriendo evidenciar que es lo único que se bebe en Tijuana. Por un lado fue grato ver que una cervecería como ésta tenga esos alcances en los filmes mexicanos, y más tratándose de esta locación. Sin embargo, el hecho que gente de cualquier estrato social tenga acceso a ella dentro de la película es casi irrisorio porque quienes conocemos los costos y variantes, reconocemos que la Cerveza Tijuana no es barata, aunque sí, y lo reconozco, una de las mejores cervezas de la localidad. Los actores y actrices secundarios fueron sólo eso, actuaciones medianamente buenas que cumplen su objetivo para el tipo de película que es. Algunos actores y actrices fueron primerizos con este filme y lo aplaudo, habría ahora que cuestionarles si realmente ellos o ellas entendieron de qué iba la película, cuál es el objetivo, cómo la justifican, qué proponen, etc.

 

En cuanto la fotografía habré de reconocer que el trabajo de Carolina Costa no es nada malo, al contrario, ella rescata mucho de la película a través de la mirada de su lente. Hay unos cuadros de algunas escenas que son realmente muy buenos, propositivos. Pero debo reconocer que es una película hecha para festivales no para el vulgo, no para la gente común ni corriente, obviamente no para el espectador asiduo al cine. Me enorgullece saber que alguien como Costa esté detrás de las cámaras y pueda evidenciar, a través de su visión, una realidad definitivamente extraordinaria. Lo que sí veo de más fue el uso excesivo de Dolly y el uso de movimiento lento exagerado.

 

La dirección y guión se cuece de manera aparte, sin duda David Pablos intentó presentar una visión muy vaga de lo que es la trata de personas, pero se entiende, mucho de su trabajo está basado en Volpi que dista mucho de conocer realmente lo que sucede en una ciudad fronteriza como la nuestra. No por ello no dejaré de reconocer que es de aplaudirse y de admirarse ese atrevimiento a querer tocar temas que no se tocan de manera habitual en el cine mexicano, pero mi molestia con este tipo de filmes es que es justamente eso, hechos para una audiencia que se maravilla y ya no se escandaliza de las realidades, una audiencia que aplaude el atrevimiento pero que desde sus lugares hacen absolutamente nada para que el cine sea realmente un expositor de esas realidades no sólo como conciencia, sino como propuesta a realizar algo más que lo dicho y lo expuesto.

 

Sin duda Las Elegidas es un tema que mueve, que da asco, que te encabrona, pero terminas hasta el hastío por la realidad que a muchas mujeres les toca vivir en este momento, en este contexto, en esta ciudad. Considero que el tratamiento de la película no fue el adecuado y eso hizo que sea una película sin mayor pretensión y que por obvias razones pueda llegar a ganar tantos premios se proponga. Aquí es problema y lo que me cuestiono cuando veo algo como esto es saber si realmente los y las artistas pudieran llevar a la pantalla con una perspectiva de género donde se pueda abordar justamente lo que tenemos como realidad pero de una manera en que también vaya más allá del conocimiento de los espectadores. El compromiso con el arte es bastante, pero tal parece que para muchos y muchas el compromiso es sacar algo que pueda aplaudirse por élites que desconocen la totalidad de las problemáticas que se presentan.

 

Enhorabuena a quienes hicieron posible la realización de este filme, lo único que me resta decir es que espero que algún día los y las artistas tengan presente que el compromiso no es con los festivales o casas productoras, sino con la gente.

 

Y por último, espero que la Cervecería Tijuana se lleve todos los Óscares, Arieles, Palmas de Oro y todo lo posible por su excelente participación; esperando, así mismo, que más cantidad de gente se atreva a probar y consumir lo que Tijuana ofr

 

Aquí encontrarás todo el material del Taller de Actuación y Derechos Humanos.

Sólo tienes que darle click al enlace y te llevará directamente a los documentos que serán parte de este taller.

 

CARTA DESCRIPTIVA (Temas, Tareas, Evaluación y Fechas)

 

UN ACTOR SE PREPARA de Constantine Stanislavski

TEATRO DEL OPRIMIDO de Augusto Boal

TEORÍA TEATRAL DEL SIGLO XX de María José Sánchez Montes

HACIA UN TEATRO POBRE de Jerzy Grotowski

EL TEATRO Y SU DOBLE de Antonin Artaud

CONSTRUCCIÓN DEL PERSONAJE de Máximo Gómez

LA LIBERTAD DE LOS ANTIGUOS COMPARADA CON LA DE LOS MODERNOS de Benjamin Constant

CUANDO EL GÉNERO SUENA CAMBIOS TRAE de Alda Facio

 

OBRAS DE TEATRO PARA PRESENTAR COMO FIN DEL TALLER DE ACTUACIÓN Y DERECHOS HUMANOS.

 

  1. DETRÁS DE TI (2011)
  2. BENIGNA (2012)
  3. ZONA DE GUERRA (2013)
  4. LGBTI (2013)
  5. LA MUJER DE LOT (2013)
  6. NIÑOS DE ARENA (2014)
  7. EL FUNERAL (2014)
  8. ¿QUIÉN DEBE MORIR? (2014)
  9. ¿QUIÉN SIGUE? (2014)
  10. SR. PRESIDENTE (2014)
  11. EL BÚNKER (2015)
  12. LA CONFESIÓN (2015)
  13. BAÚL DE SUSURROS (2015)
  14. PAL' NORTE (2016)
  15. DIME TÚ (2016)

 

 

El largometraje trata de 4 historias separadas donde cada una presenta una faceta homosexual. La primera historia es la de un niño de 10 años llamado Mauricio que está enamorado de su primo de la misma edad. La segunda historia es la de dos amigos de infancia que se ven de nuevo ya de jóvenes, donde ambos descubren su homosexualidad. La tercera historia es de un señor de la tercera edad, poeta, que tiene una familia de esposa, hijas y nietos, a esta edad comienza por experimentar los placeres sexuales con otro hombre. La última historia es la de una pareja de 10 años, dos adultos jóvenes uno apasionado del otro, y el otro apasionado de un más fuera de la relación.

 

Al principio pare que Tovar intenta dar a conocer a la sociedad una visión general del homosexual, su discriminación social, familiar y la propia. A través de estas historias el largometraje va llevando a la audiencia a hacia una fotografía de la realidad del cineasta, es decir, presenta una problemática que no precisamente presenta alguna solución, salvo los finales de cada una donde poco a poco la intensidad del aire de la Rosa de Guadalupe llega a azotar a quien guste de estas cosas tan simples. No cabe duda que el modelo aristotélico para narrar historias en cine funciona a la perfección en el público que gusta de lo simple, lo sencillo, y lo moralista. A decir verdad no entiendo por qué algunos estados de la república han vetado la película para ser exhibida en salas si es justamente lo que tanto les gusta. Considero que hace más escándalo de lo que realmente presenta, 4 lunas es simplemente un episodio largo de la Rosa de Guadalupe.

 

La historia del niño comienza con pedirle a su primo le enseñe el pene circuncidado, el primo accede respondiendo de manera natural al morbo, sin embargo es a partir de esto que comienza el acoso y discriminación del niño homosexual por parte del primo en la primaria. El padre de Mauricio lo toma como una afrenta ante el machismo y también discrimina a su propio hijo para que al final, por arte de magia, recapacita, lo acepta y hasta le enseña a pelear para que se sepa defender de los ataques homofóbicos.

 

Fito se enamora de enamora de Leo, y Leo de Fito, sin embargo es Leo quien no concibe la idea que la sociedad se dé cuenta de su relación homosexual, no quiere que los amigos, la familia y la gente lo sepa, por lo que le convida a Fito a vivir en secreto su idilio. Fito se harta, comienza una relación, termina por revelarle a la madre su secreto, ella lo acepta y le da todo un discurso entre el amor y la aceptación. Al final de esta historia, Leo también se da cuenta que no puede vivir sin Fito y corre a brazos de su gran enamorado a declararle su amor diciéndole que en su casa ya lo saben y están dispuestos a aceptar a Fito como su pareja.

 

Joaquín es un adulto de la tercera edad que busca sexo casual de hombre que ofrecen este servicio en los saunas. Le cuesta trabajo juntar dinero para poder experimentar por vez primera lo que toda la vida tuvo reprimido. Encuentra a Gilberto, un joven sexo servidor que sólo quiere juntar dinero para irse a EU con su esposa y su hija. Joaquín tiene una relación de años con su matrimonio, tiene ya 3 hijas adultas y éstas a su vez hijos pequeños. Pero es más el deseo que tiene Joaquín de satisfacer sus deseos que el de aguantarse como lo ha hecho ya en toda su vida. Al final de la historia Gilberto se presenta al homenaje de Joaquín, donde al finalizar el evento, Joaquín y Gilberto se encierran en el baño, Gilberto lo besa en los labios en compensación por su vida reprimida, y viaja a Tijuana con el libro bajo el brazo del anciano poeta “homoreprimido”.

 

Hugo y Andrés son un par de adultos que llevan 10 años como pareja, pero es Hugo el que siente que lo afeminado de Andrés no le va, lo rechaza sexualmente por no parece un hombre de acuerdo a sus cánones sociales, lo desprecia por ser cursi y romántico. Hugo entonces decide tener una relación con uno que cumple con sus expectativas, y a su vez decide terminar la relación de 10 años, pero es Andrés quien le ruega, suplica e implora que no lo deje y que en sólo un par de semanas solucionar su relación fallida, Hugo acepta pero siempre teniendo segura la relación del amate. Pero es un día en que el amante se cansa de esperar y Hugo decide quedarse con Andrés, pero Andrés se llena de valentía y es él el que deja a Hugo para que se quede solo, sin él y sin su amante.

  

Cada una de las historias encierran esas cosas “lindas” y bobas que tanto gusta a la sociedad, queriendo de alguna manera u otra, muy corriente, el de mostrar la aceptación de la sociedad, de la familia y del individuo ante este mal estar que acongoja a la mayoría. No la recomiendo desde el punto de vista ni artístico, ni cinematográfico, ni cultural, ni social, ni mucho menos antropológico, pero es un divertidísimo drama si quieres ver cómo Tovar se atreve a presentar el lado oscuro de los homosexuales. Supongo, quizá, que al mismo Sergio Tovar le tocó vivir esta historia como a muchos, no lo dudo, pero de eso a que sea una verdad absoluta y que sólo presente los estereotipos más comunes, pues no. No dudaría ni tantito en enviar la propuesta a la Rosa de Guadalupe para que la mayoría llore junto con los personajes y aplauda la revelación de cada uno de ellos al final de su historia con el abanico encendido y el vientecito en el rostro.

 

 

Contacto

Facebook