En la ciudad de Tijuana es muy común los barbarismos y anglicismos como parte del vocabulario cotidiano de los ciudadanos, mas no por ello quiere decir que sea lo correcto.

 

La cultura del tijuanense cada vez se ve más opacada por el sinnúmero de palabras mal empleadas en su uso cotidiano, tanto que cuando se corrige la gente se ofende y terminan justificando su falta de cultura con la frase: Pero me entendiste ¿no? A lo que yo comúnmente respondo: sí, claro, yo estudié para entenderle a cualquier pendejo.

Sin afán de ofender, pero sí de tener noción del mal empleo de palabras, daré una lista de palabras que se mal utilizan hasta dentro de las esferas profesionales. Nadie está exento del uso de barbarismo y anglicismo al menos que esté consciente de ello y cuide su hablar.

 

En Tijuana se han adoptado “traducciones” literales del inglés al español y es tan común decir por ejemplo: Parquear, en lugar de estacionar. Se toma del inglés lo que es PARKING y lo castellanizamos con el Parquear cual si fuese un verbo correcto. Lo mismo sucede con los quehaceres del hogar, aquí en Tijuana es muy común decir: Mapear el piso, en lugar de Trapear. Lo retomamos de nuevo del idioma inglés MOAP y lo castellanizamos como mapear, vocablo que también es incorrecto, pera ello tenemos el verbo en español que es Trapear, limpiar el piso con un trapo. Otro anglicismo común que se da mucho en el uso de páginas de interner y las instrucciones de éstas es el vocablo Accesar, que se retoma de la traducción literal, igual del idioma inglés ACCESS. El vocablo correcto es ACCEDER, es incorrecto accesar, ni siquiera la Real Academia Española lo reconoce como palabra correcta. Y por último una de las palabras más comunes también es ASEGURANZA, palabra que no existe en el diccionario para definir como Seguro, proviene de Insurance. Tan común es que tanto en propaganda publicitaria de Estados Unidos como Tijuana, utilizan aseguranza para referirse a seguro. Lo correcto es Seguro.

 

De ahí podríamos brincarnos a palabras comunes como pleonasmos. Éstos son la redundancia en palabras con un mismo sentido. Por ejemplo: subir para arriba, bajar para abajo, salte para afuera, métete para adentro, ect. Éstas son las comunes que quizá para la mayoría de los lectores les cause gracia y no sea el caso que las empleen, sin embargo, algo que sí es común entre profesionistas incluso es el uso del: MAS, SIN EMBARGO, PERO. Mas sin acento es sinónimo de sin embargo y de pero, así que cuando usted dice: Mas sin embargo, está diciendo un pleonasmo, sube para arriba. Habrá gente aún más osada que le incluye como combo las tres palabras, creen que entre más palabras usen sonará más culto, lo cierto es que es más estúpido: Pero mas sin embargo… Lo mismo que sube para arriba la subida. Sólo una de ellas se puede emplear en una oración.

Ejemplo de lo correcto:

Ayer fui a tu casa sin embargo no te encontré.

Ayer fui a tu casa mas no te encontré.

Ayer fui a tu casa pero no te encontré.

Ejemplo de uso erróneo:

Ayer fui a tu casa pero mas sin embargo no te encontré.

 

Si usted es o no profesionista, y después de leer este artículo, ya no se puede dar el lujo de cometer los mismos errores que se han proliferado generación tras generación. Es incorrecto agregarle una S al final del verbo en pasado en la segunda persona del singular.

Ejemplo erróneo:

Fuistes, trajistes, mirastes, escribistes, hicistes, etc.

Ejemplo de lo correcto:

Fuiste, trajiste, miraste, escribiste, hiciste, etc.

 

HAYA, HALLA, ALLÁ.

Haya proviene del verbo haber.

Ejemplo:

Espero que haya público en el evento.

Halla proviene de hallazgo.

Ejemplo:

La señora no halla sus llaves.

Allá es para indicar un lugar lejano.

Ejemplo:

Allá donde el viento se regresa.

 

*Haiga, aiga, ahiga NO son correctos, sin embargo son muy utilizados entre la gente. Basta con escuchar a alguien con este tipo de palabras para saber su nivel de cultura.

 

AHÍ, ALLÍ, HAY, ¡AY!

Ahí es un adverbio de lugar para denotar lejanía.

Ejemplo:

Ahí dejé las llaves anoche.

Allí es un adverbio de lugar para denotar cercanía.

Ejemplo:

Allí está tu bolsa sobre la mesa.

Hay proviene del verbo haber.

Ejemplo:

Hay muchos estudiantes en el salón de clases.

¡Ay! Es una exclamación y siempre debe ir entre signos de admiración.

¡Ay! Qué calor hizo este fin de semana.

 

A VER Y HABER

A ver es una preposición más un verbo que indica lugar para ir a ver algo.

Ejemplo:

A ver, dime qué es lo que estás pensando.

Haber es un verbo

Ejemplo:

Debe haber algún café por aquí cerca.

 

CERCA y CERCAS

Cerca es un adverbio de lugar.

Ejemplo:

Mi casa está cerca de la escuela.

Cercas es una seria de barrera o división.

Las cercas de las casas están dañadas.

 

Algo muy común también sobre todo en esas pláticas de trabajo en equipo, de estudio, etc., es la palabra erróneamente empleada: RETROALIMENTACIÓN el típico Feedback en inglés. La palabra Retroalimentación no es correcta, lo correcto es REALIMENTACIÓN. Realimentación es el retorno de parte de la salida de un circuito o sistema a su propia entrada. Retroalimentación es alimentar por el culo. Dejo a su consideración cuál es el uso que usted desee darle a sus alumnos, empleados, o amigos.

Ejemplo:

Necesito la realimentación del proyecto para mañana.

 

Hasta aquí dejaré por hoy esta primera parte del uso correcto e incorrecto de palabras comunes utilizadas en la actualidad. En el próximo artículo daré a conocer algunos de los otros errores comúnmente empleados.

 

Mucho he estado hablando sobre el comportamiento de grupos activistas que luchan por los derechos homosexuales, y no lo tomo a mal, al contrario, me parece interesante y hasta divertido, pero sobre todo me parece justo lo que ellos creen que necesitan para encontrar lo que tanto anhelan o buscan.

 

Tras el alboroto del candidato al PRI Castro Trenti y su mal avenida reprobancia contra el matrimonio homosexual en Baja California, miles de personas han puesto su vista en candidatos del PAN y su alianza. Sin embargo dichos grupos activistas pro homosexuales se les olvida que ha sido el PAN quien ha estado siempre en contra del matrimonio homosexual, así como la adopción por parejas del mismo sexo, al igual que el aborto.

¿No ha sido el PAN quien comenzó su campaña PROVIDA?

Basta con informarse y darse cuenta que el discurso que se ha emitido el supuesto "a favor de los homosexuales" por candidatos del PAN en Baja California no es más que eso, un discurso para ganar votos.


Y yo me preguntaría si los homosexuales también están a favor de la gran lucha a favor del aborto, la gran lucha a favor de la equidad de género. Si aceptasen a los candidatos del PAN y su alianza estarían votando a favor de un discurso que sólo termina en eso. Fue el PAN que en el 2010 reformó y puso candado al artículo 7 de la Constitución de Baja California donde invalida y discrimina tajantemente el matrimonio homosexual. Si bien dicen éstos que ahora están a favor de los homosexuales, me preguntó con que saldrán después de que revelen que el artículo 7 no puede ser modificado, que claro que puede, pero no será por ellos, para eso ya se está trabajando en otras instancias.


¿No ha sido el mismo PAN en varias entidades del país que han invalidado a los grupos en pro de la homosexualidad y contra la discriminación?

Habría que revisar la agenda oculta de este discurso y dejar que cada quien tome su decisión como mejor le convenga, pero siempre buscando un argumento válido y real que avale su decisión.


Por otro lado, no estoy en contra de la lucha homosexual, pero no me sumo a ella, como ciudadanos se debiera luchar por los derechos que nos corresponden como hombres y mujeres. Bajo la ley no se amparan cuestiones de género, pero sí cuestiones de sexo, HOMBRE y MUJER, es decir, no habría ni debiera existir una distinción entre una preferencia diferente a la del heterosexual, creo que lo que estos grupos buscan, con tanto afán y sin darse cuenta, es una inclusión a la sociedad cuando ellos mismos se excluyen diciendo que “nosotros también tienen derechos, ellos también tienen derechos”, lo que me molesta de este argumento es el ELLO, el NOSOTROS TAMBIÉN, como si se tratara de un animal en lucha por sus derechos, como si se tratara de niños con taras, o gente discapacitada, ese es el error en que han caído estos grupos al manifestar este argumento como válido. Si tan sólo revisaran su discurso no dudo que más gente se sumaría a ésta y a varias luchas en pro de una vida mejor para el mexicano. Si tan sólo se manifestara como un: TENGO DERECHO COMO MEXICANO, COMO HOMBRE, COMO MUJER, COMO CIUDADANO, y no sólo apartarlo como porque “mi preferencia es distinta”, valoro su iniciativa y su ardua labor en querer ser incluidos en la sociedad, pero ¿cómo se puede incluir cuando ese NOSOTROS, ese ELLOS los excluye tajantemente?, validan una preferencia y no una condición ciudadana.


Me sumo a la lucha contra un gobierno retrógrada, me sumo a la lucha de las mujeres y su derecho al aborto, me sumo a la lucha de una equidad de género, pero no me sumo a la lucha de homosexuales que se excluyen con un discurso cual si fueran hombres y mujeres fuera de este mundo, ¿un tercer sexo?, ¿un tercer género?, y entonces me pregunto, si los hombres tienen pene y las mujeres vagina, y los hace ser hombres y mujeres como sexo, ¿qué aparato reproductor tiene un homosexual?, si la condición ideológica es la del ser femenino o la de ser masculina, ¿qué género ostenta el homosexual? Revisemos los argumentos desde la necesidad de ser incluidos incluyéndonos en una sociedad, sin etiquetas, sino siendo iguales ante la ley. Mientras tanto les reconozco su empeño y fuerza, les deseo logren la batalla y sea exitoso el activismo que con tanto afán y entrega muchos de ellos, que no todos, han puesto.

 

En la actualidad generaciones del 70 al 80 satanizan los videojuegos como una pérdida de tiempo, como una alteración al sentido moral y de valores del ser humano en espacial el niño, sin embargo son todo lo contrario a lo que percibimos.

 

Padres de generaciones de los años 70 y 80 satanizan a los videojuegos como uno de los peores vicios que el adolescente o el niño puede tener en los albores del siglo XXI, hay quienes atribuyen la violencia de los juegos a la violencia de los jugadores en un entorno social, según varios psicólogos sociales no existe tal cosa. Teóricos de la materia han determinado que la violencia del videojuego no precisamente representa la violencia en el entorno del individuo, el adolescente o el niño no desarrollan una violencia a partir del videojuego, desarrollan una violencia a partir de lo que tienen en casa. Si el niño o adolescente pasa la mayor parte del tiempo frente al televisor tratando de aniquilar enemigos lo lleva a desarrollar una capacidad de inteligencia numérica donde el buscar estrategias para ganar el juego lo llevan a calcular, observar, percibir las posibilidades de victoria.

 

En la actualidad muchos padres jóvenes de familia culpan a los videojuegos de ser éstos la influencia directa con la agresividad del niño o adolescente, y atribuyen el mágico encantamiento satánico de los videojuegos para dominar la mente del individuo. La realidad es otra, si realmente nos ponemos a ver lo que hay en el entorno de estos niños o adolescentes nos daremos cuenta que la violencia está fuera del televisor y expuesta en la sala de su casa donde el padre o la madre no atienden a los hijos ya sea por decisión propia o por la cantidad de horas que le invierten a su trabajo o a su persona. El videojuego se ha vuelto la madre y el padre de las generaciones actuales, a ellos les debemos el desarrollo intelectual de los niños y adolescentes. En estudios sobre el tema en Estados Unidos han determinado que el coeficiente intelectual del niño y adolescente aumenta un 80% al tener contacto con el videojuego de manera permanente, las mismas estrategias que lo llevan a realizar con victoria un juego, es la misma estrategia que lo lleva a sumar, restar, multiplicar, dividir, incluso a comprender la lectura de una manera más efectiva que quien no los juega.

 

En nuestras generaciones no existían los videojuegos como parte importante de nuestras vidas, había otro tipo de juegos en qué entretenernos, pero en la actualidad no podemos forzar a los niños y adolescentes que jueguen lo que nosotros jugamos porque ellos ya nacieron con otro tipo de programación. Si para nosotros lo más maléfico era la bruja de Blanca Nieves, para ellos lo más maléfico es la sangre desarmada cuando aniquilan a sus enemigos, para ellos no hay otra realidad, nosotros tuvimos opción porque crecimos entre los dos tiempos, ellos no. Sin embargo pudiera entender la cantidad de horas que los niños y adolescentes le invierten al videojuego, y mi pregunta es: ¿quién, en primera instancia, les ha permitido tanto tiempo frente al televisor?, ¿no han sido los padres mismos que lo han hecho?, de no invertir tanto tiempo en los videojuegos, ¿qué propone el padre de familia para tener un tiempo de calidad en lugar de estos atroces y malvados videojuegos que sólo los lleva a una realidad satánica?

 

Cuando al niño o al adolescente que se le ha permitido pasar horas frente a los videojuegos se le reprime de repente es obvio que su reacción sea la de alterado y más cuando no hay una propuesta por parte de los padres que gratifique una acción por otra. A menudo sé de muchos padres que reprenden a los hijos con prohibir por horas o por días el uso del juego, para estos individuos que han crecido con ellos quitarles la oportunidad de jugar es exactamente lo mismo que quitarles a un padre o una madre, son los videojuegos que han hecho la labor que el padre y la madre no han hecho. Antes de culpar al videojuego por la violencia del niño o adolescente sería conveniente revisar la violencia que existe en casa, o bien la poca o nula atención de calidad que el niño o adolescente tiene frente a sus padres.

 

Generaciones actuales no me dejarán mentir al decir que los videojuegos han enseñado a aprender un segundo idioma, sólo como mera necesidad de entender y pasar el juego, lo mismo que aprender a buscar estrategias, problemas y soluciones para triunfar en el juego. El 90% de estos videojugadores han aumentado sus calificaciones en la primaria, secundaria e incluso preparatoria. Si de alguna manera, tú que eres padre de familia, pretendes retirar el videojuego de tu hijo te recomiendo que a cambio tengas tiempo de calidad para él, y seas tú quien le enseñe un segundo idioma según sus necesidades, seas tú quien le pida problemas y soluciones a cosas cotidianas. Sí, es importante que los niños y adolescentes se hagan un hábito en realizar las tareas de la casa y de la escuela, pero también es importante que haya tiempo para los que a ellos les gusta. De ser posible recomiendo que los niños tengan tiempos estipulados y muy bien definidos para saber cuándo y dónde deben jugar el videojuego.

 

En Estados Unidos, por su cultura, las empresas de videojuegos determinan la edad del niño o adolescente que debe jugar tal o cual videojuego, pero no sucede lo mismo con los niños mexicanos, mucho menos los de la frontera de Tijuana, su desarrollo social es muy diferente al estadounidense. Recuerden también que con la tecnología en la actualidad el niño o adolescente también se comunica con jóvenes de otras partes del mundo donde se fomenta el trabajo en equipo y el intercambio cultural. Es interesante ver cómo, entre los adolescentes jugadores de videojuegos, difícilmente existe el bullying, para muestra basta con reconocerlo en el recreo de las escuelas.

 

Un niño o adolescente agresivo no es precisamente por el videojuego que se vuelve así, habría que examinar la familia para darnos cuenta que la agresividad y la violencia viene desde casa, desde el núcleo familiar.

Contacto

Facebook